Corte Suprema de Justicia






LA MUERTE NO ES UN PLAZO PARA OBTENER LA PENSIÓN DE SOBREVIVIENTES. Por el contrario, corresponde a un requisito de causación como hecho generador, que junto al cumplimiento de la densidad de semanas exigidas, da lugar a su consolidación. En esa medida, si el causante antes de entrar en vigor la Ley 100 de 1993 contaba con el número de semanas requeridas en el Acuerdo 049 de 1990 para acceder a la prestación de sobrevivientes, pero, su muerte no ocurrió en vigencia de esa disposición, a juicio de la Sala, no puede estimarse que exista un derecho adquirido. Documento disponible al público en marzo de 2017



Descargar