New WebSite

Consejo de Estado Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda





Expediente 25000 23 42 000 2014 03084 01 (0268-17) de 2019

Fecha de expedición del documento: Jueves 11 de Abril de 2019

El IBL se define para quienes les falte menos de 10 años para obtener la pensión, por el promedio de lo cotizado en ese tiempo faltante, o por lo aportado durante toda la vida laboral si le es más favorable.

La demandante ejerció los cargos de Congresista, Cónsul, Embajadora, Ministra de Despacho y, fue en ellos en donde obtuvo las mayores asignaciones salariales, a diferencia del último cargo de su etapa laboral como asesora de la Cámara de Representantes. Por ello, afirma que el Ingreso Base de Liquidación (IBL) de toda su vida laboral es mayor al (IBL) del último año de servicios y por tanto le resulta más beneficioso para efectos del cálculo de su pensión de jubilación. Afirmó que para el 01 de abril de 1994, fecha en la que entró en vigencia la Ley 100 de 1993 tenía más de treinta y cinco (35) años de edad por lo que argumentó ser beneficiaria del régimen de transición. Fonprecon le reconoció a la actora una pensión de jubilación la cual fue liquidada con base en el 75% del promedio de salarios base de cotización del último año de servicios. Contra esa decisión la actora interpuso recurso de reposición el cual fue confirmado. En noviembre de 2003, la actora, a través de apoderado, presentó demanda de nulidad y restablecimiento del derecho y solicitó que se le declarase como beneficiaria del Régimen Especial de Congresista. En paralelo y sin haberse resuelto la demanda, en enero de 2010, la actora, bajo un nuevo argumento, le solicitó a la entidad demandada reajustar la pensión de jubilación, a partir del 21 de julio de 2002 en cuantía del 75% del promedio de lo devengado en toda la vida laboral, con fundamento en el inciso 3 del artículo 36 de la Ley 100 de 1993. La actora expresa que debido a que omitieron que ella cumplía los requisitos para ser beneficiaria del régimen de transición contenido en la Ley 100 de 1993 y no aplicaron el inciso tercero del artículo 36 de la Ley 100 de 1993 que le permitía aplicar el IBL de toda la vida laborar, porque le resultaba más beneficioso que el IBL del último año de servicios o el promedio de lo devengado en el tiempo que le hacía falta para adquirir el derecho; desconociéndole el principio de favorabilidad. Fonprecon alegó que al ser la actora beneficiaria del régimen de transición lo que procede es la aplicación integral del régimen que la cobijaba con anterioridad a la entrada en vigencia del Sistema General de Pensiones esto es el Decreto 2837 de 1986 que establece taxativamente en su artículo 23 los factores salariales sobre los que se calcula el IBL, con base en el último año de servicio. Para la Sala, la posibilidad de que uno de los factores tenidos en cuenta para la liquidación de la pensión sea el ingreso sobre el que se cotizó en el último año de servicios, no en todos los casos resulta ser lo más favorable para quien aspira a pensionarse; porque efectivamente, puede ocurrir que el salario de ese periodo sea sustancialmente bajo con respecto al promedio de las cotizaciones faltantes para adquirir el derecho al momento de la entrada en vigencia de la nueva ley o, al promedio de las cotizaciones de los diez años anteriores o, las de toda la vida laboral. Luego del análisis probatorio, la Sala concluye que el IBL de toda la vida laboral de la actora es más favorable, que el IBL del último año de servicio.



Revocar MP Sandra Lisset Ibarra Vélez Documento disponible al público a partir de septiembre de 2019 Temas: Empleados públicos, IBL, Principio de favorabilidad, Laboral.



Descargar