Consejo de Estado Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Tercera





Expediente 47001 23 31 000 1999 00652 01 (35948) de 2017

Fecha de expedición del documento: Jueves 17 de Agosto de 2017

EL TÉRMINO DE CADUCIDAD EN LA ACCIÓN DE REPARACIÓN DIRECTA EMPIEZA A CORRER A PARTIR DE LA OCURRENCIA DEL HECHO Y NO DE LA CESACIÓN DE SUS EFECTOS PERJUDICIALES. Por haberse interpuesto la demanda el 10 de junio de 1999, la conclusión no puede ser otra sino que se demandó cuando el término de caducidad ya había fenecido, pues ya habían transcurrido los 2 años que establece el numeral 8 del artículo 136 del C.C.A., desde los hechos a los que alude la demanda, sin que resulte del caso dar aplicación a ninguna de las excepciones consagradas en el ordenamiento jurídico para modificar el cómputo del inicio del término de la caducidad. Además, mal haría en sostenerse que, por el hecho de que supuestamente se hubiere prolongado la omisión por parte de la Policía Nacional en los deberes de seguridad y protección, se hubiese ampliado el término de caducidad, puesto que dicho término de caducidad no puede estar sujeto a aspectos subjetivos de las partes, ni tampoco puede permanecer indefinido en el tiempo, sino que el mismo obedece a aspectos determinados previamente en el ordenamiento jurídico. Confirma C.P. Marta Nubia Velásquez Rico Documento disponible al público en septiembre de 2017.  Temas: Caducidad. Reparación directa. Indemnización de perjuicios. Pérdidas económicas. Sociedad. Falla del servicio. Responsabilidad patrimonial. Policía nacional.



Descargar